Nota 131: Propuesta de CGT para el protocolo de IPM

Posted on Updated on

Como os comentamos anteriormente como consecuencia deficiencias de la evaluación del IPM que lo convierten en un mecanismo para fomentar la discriminación, la arbitrariedad, la desmotivación y el miedo en los trabajadores, CGT presento una papeleta de mediación ante el SIMA.

La mediación en el SIMA el 20 de enero termino con un acuerdo en relación con algunos de los aspectos de la demanda por el que se negociarán procedimientos para las reclamaciones de los trabajadores sobre su IPM en cada una de las tres empresas.

La empresa ha realizado dos propuestas una para EEM y otra para ENI que nos parecen un completo despropósito pues no ofrecen ninguna garantía a los trabajadores que reclamen respecto a su evaluación. La primera reunión para tratar este tema ha sido convocada en ENI para hoy.

Es por eso que CGT hemos preparado una plataforma de lo que consideramos debería ser un procedimiento que ofreciera unas garantías mínimas en el área de evaluación de competencias.

Esta plataforma considera que el procedimiento ha de garantizar que para la evaluación de desempeño únicamente se tenga en consideración el tiempo efectivamente trabajado, para no penalizar situaciones de empleados o empleadas con menor tiempo de trabajo efectivo, en concreto, para el caso de colectivos que por razón de guarda legal, maternidad, uso del crédito sindical o cualquier razón similar, legalmente contemplada o acordada con la empresa, no realicen la jornada completa.

Así mismo ha de asegurar que no se han realizado valoraciones subjetivas, no ajustadas a la realidad del devenir de los acontecimientos, objetivos no mensurables o irrealizables y/o cualquier otro imponderable para lo que se analizará si los objetivos eran alcanzables, prácticos, realistas y fueron comunicados con claridad.

Partiendo de la base de que todo procedimiento de resolución de conflictos requiere unas garantías para su correcto funcionamiento este procedimiento debe considerar los principios de igualdad de las partes (evaluador y evaluado), audiencia y la contradicción, evitar la indefensión, la eficacia del procedimiento (que no tenga retrasos indebidos, se disponga de medios necesarios, se cumplan las recomendaciones) y el derecho de quien ha sido favorecido por la resolución a ser evaluado correctamente y compensado, si hubiere lugar a ello, por el daño sufrido.

Una vez más, CGT está lanzando propuestas serias como base de la negociación. Esperamos que en esta ocasión la Dirección de Ericsson y el resto de las fuerzas sindicales esté a la altura de las circunstancias y contribuya a mejorar el sistema de IPM de tal manera que pueda garantizar el mínimo de justicia que cabe esperar de algo tan relevante para los trabajadores.

 

Una evaluación injusta es impropia de una empresa respetuosa con sus empleados

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *