Nota 28: Colectivo AVATAR Homogenización y revisión salarial 2012, 2013. Una nueva negociación dinamitada

Posted on Updated on

Colectivo AVATAR Homogenización y revisión salarial 2012, 2013. Una nueva negociación dinamitada

Como sabéis, en octubre de 2010, 226 trabajadores de Telefónica I+D pasaron a Ericsson España S.A. vía el art. 44 del Estatuto de los Trabajadores. En el Acuerdo de Segregación del 30 de septiembre de 2010, Ericsson se comprometió a mantener diferentes derechos que, posteriormente, ha ido incumpliendo sistemáticamente.

Por este motivo desde los servicios jurídicos de CGT se han promovido varios Conflictos Colectivos contra Ericsson España S.A. y contra Telefónica I+D (dada su responsabilidad como empresa cedente firmante del acuerdo de segregación). Uno de ellos estaba relacionado con la revisión salarial pactada para el 2012 y 2013 y en la mediación en el SIMA, paso previo a la interposición de la demanda, las partes acordamos iniciar una negociación orientada a conseguir una homogeneización de las condiciones de laborales de este colectivo con las de Ericsson España.

Hemos mantenido 2 mediaciones en el SIMA y 11 reuniones en la empresa para hacer frente a esta homogeneización. Hasta el pasado viernes parecía posible llegar a un acuerdo admisible por las partes, pero en la última reunión de ayer en el SIMA, la empresa cambio radicalmente su postura volviendo, sin previo aviso, a sus posiciones iniciales y dinamitando cualquier posibilidad de acuerdo.  Consideramos que esto es una muestra más de mala fe en la negociación por parte de la Dirección.

Las 2 rondas de negociación promovidas por la mediación del SIMA se han cerrado con un acta de “no acuerdo”, quedando rotas las negociaciones entre la Representación Social (CGT, CCOO, UGT y STC) y la Representación Empresarial. Por tanto, el conflicto colectivo relacionado con la revisión salarial pendiente de los años 2012 y 2013, continúa su curso, y se verá en la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional en el plazo de 2 o 3 meses.

Ante esta postura, la Sección Sindical de CGT considera que la empresa no ha estado a la altura de la negociación y ha mostrado una vez más su desprecio por esta Representación Social y por los trabajadores a los que defendemos. Nos parece una actitud temeraria que solo busca eliminar derechos laborales a toda costa, sin ninguna necesidad y sobre todo sin escatimar todo tipo de presiones. Durante esta negociación ha sido habitual que la dirección propusiera la pérdida de derechos a cambio de nada, nos amenazara con reducciones de plantilla o pusiera pegas a la hora de firmar actas. Además, la empresa ha conseguido retrasar la mediación en el SIMA (prevista para ayer) en relación con la demanda colectiva interpuesta por CGT contra la absorción de la antigüedad de este colectivo.

Este es un ejemplo más de la actitud que tiene la dirección de Ericsson para reducir las condiciones de sus trabajadores, incumpliendo lo pactado e instrumentalizando las mesas de negociación como simple justificación para acometer sus medidas unilaterales. Es importante considerar que no hay justificación alguna para esta reducción y que el límite presupuestario aparentemente impuesto por su director Luis Ranchal en nada se corresponde con el compromiso suscrito por Telefónica en el acuerdo de segregación, que aseguraba un negocio de más de 41 M€/año para esta unidad.

Creemos que este es un motivo más para movilizarnos y mostrar nuestra más firme repulsa a esta política antilaboral desarrollada por la dirección, por lo que os volvemos a invitar a la manifestación del jueves (en la Embajada de Suecia) y a participar en las jornadas de huelga previstas para los próximos meses. Esta insensatez empresarial tiene que cesar y si no es así debemos dejar bien claro que tendrá a todos los trabajadores en contra.

Desde CGT no consideramos que la dirección este dando ninguna prueba de querer enderezar las relaciones laborales, sino más bien al contrario, constantemente nos reta a todos los trabajadores a mantener una conflictividad innecesaria, tanto en los tribunales como en la calle. Lamentamos profundamente que Ericsson continúe con esta actitud irresponsable que tanto daño puede hacer tanto a la empresa como a sus trabajadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *